Santo Domingo. La pandemia de coronavirus o Covid-19 no a detenido el comercio de Republica Dominicana en este el “Black Friday”

En el país se  ha adoptado la tendencia del ´Viernes Negro´, una celebración comercial que se celebra cada último viernes de noviembre, pero las ofertas comienzan desde días antes. Este jueves las tiendas de electrodomésticos contaban con una gran afluencia de personas.

Algunas tiendas, pese a la cantidad de personas que fueron a comprar, mantenían sus medidas ante la pandemia del coronavirus.

Tal como otros años, pese a que los supermercados también se suman a esta festividad, los productos más comprados por los consumidores son los electrodomésticos. Eso no ha cambiado, pero sí la forma en la que la gente no se ha aglomerado, la distancia entre ellas al hacer una fila para entrar a los establecimientos y para pagar.

En un recorrido se observó que lo que más estaba comprando la gente eran estufas, neveras, televisores, microondas y las freidoras de aire. En menor medida, se contemplaba que también las personas se llevaban a casa lavadoras, equipos de sonido, bases para televisión y pequeños electrodomésticos como licuadoras, cafeteras y planchas.

Este año llamó la atención que habían ofertas para la compra de herramientas de oficina que en años pasados no se colocaban con regularidad a menos que fueran de empresas de equipos de trabajo. Por ejemplo, había personas aprovechando este jueves los descuentos en impresoras. En Distribuidora Corripio los pasillos estaban lucían con grandes cajas de televisores, que eran vistos por las personas y llevados a caja con ayuda de los colaboradores. En esta tienda, los precios de las neveras, dependiendo la marca y el modelo, varían entre RD$34,000 y hasta RD$100,000 con descuentos que van hasta cerca de RD$12,000.

En este comercio, las filas para acceder estaban largas desde el mediodía, manteniendo entre una persona y otra alrededor de dos metros de distancia. Antes de entrar, un seguridad tomaba la temperatura y otro rociaba alcohol en las manos de los compradores. Aquí se observaba cómo las personas se interesaban por comprar televisores, neveras, estufas y microondas, aunque otros preferían llevarse a casa electrodomésticos pequeños como licuadoras o freidoras de aire.

La empresa también estableció una serie de políticas que colocó a la vista de los clientes por el Black Friday, entre las que se encuentran que los precios tienen los impuestos incluidos y el proceso de transportación de los equipos que son comprados.

En algunas tiendas los especiales van de 10% hasta 50%.

En todos los comercios recorridos por este medio se notó un elemento en común: estaban asociados a bancos que ofrecerán una devolución de dinero de hasta RD$10,000 a los clientes que compren con sus tarjetas de crédito. Esta iniciativa fue valorada por las personas que compraban en la víspera de este Viernes Negro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here