Por Agencias 

New York.-Los negociadores de los dueños de las Grandes Ligas ante la imposibilidad de convencer al sindicato de jugadores han optado por amedrentarlos con cancelaciones de juegos de la temporada regular.

Ayer los funcionarios de la MLB informaron que si no se llegaba a un acuerdo ayer por la noche, o al menos hoy por la tarde, se cancelaría otra semana de juegos de temporada regular y los jugadores perderían el pago.

Ninguna de las partes comentó públicamente sobre su reunión de negocios que sostuvieron el lunes en Nueva York que incluyeron varias rondas de llamadas de Zoom., pero las conversaciones parecen asemejarse a la urgencia de hace una semana cuando las dos partes se reunieron durante 16 horas y media en Júpiter, Florida.

Hicieron progresos durante los nueve días de conversaciones, pero no pudieron llegar a un acuerdo antes de salir de Florida. El movimiento más significativo en las conversaciones del lunes fue que MLB aumentó su umbral de impuestos de lujo de $ 220 millones a $ 228 millones este año, aumentando a $ 238 millones al final del convenio colectivo, que fue informado por primera vez por The Athletic.

La última propuesta del sindicato buscaba $238 millones en 2022 y ascendía a US$263 millones. La MLB tuvo una conferencia telefónica con sus 30 propietarios el lunes y acordó aumentar el impuesto de lujo, que había sido el principal obstáculo en las negociaciones, y recibió la aprobación para la ratificación en el nivel de US$228 millones. La MLB también cedió al acordar expandir la postemporada a 12 equipos.

Entre las diferencias principales que tienen los dueños y los jugadores giran en cuestiones económicas centrales como son el grupo previo al arbitraje y el salario mínimo, que MLB ofreció subirlo de $570,500 a $700,000.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here