Karl-Anthony Towns se convirtió en el primer pívot en ganar el concurso de triples. Juan Toscano Anderson se llevó el segundo puesto en la competición de clavadas, usando los colores de la bandera mexicana en los números de su camiseta.

Hubo brillo latino en la noche mágica que antecede al Juego de Estrellas de la NBA.

Towns, de ascendencia dominicana, derrotó a siete bases en los disparos de tres puntos, y aportó un momento memorable en una noche en que la competición de volcadas quedó un tanto eclipsada por la de triples.

El pívot de 7 pies (2,13 metros) ha pasado toda su carrera demostrando que están equivocados los que dudan de su capacidad para acertar disparos. En el concurso, encestó nada menos que 29 —el mayor total en esta competición— durante la última ronda.

Derrotó así a Trae Young, de Atlanta, y a Luke Kennard, de los Clippers de Los Ángeles, quienes empataron en el segundo sitio con 26 encestes.

Obi Toppin, de Nueva York, se impuso en el duelo de clavadas, disputado entre cuatro jugadores. Logró 47 puntos, de un total de 50, en la ronda final, al pasar el balón entre sus piernas mientras se elevaba.

Tras hacer contacto con el tablero, le dio nueva dirección a la pelota para retacarla en la cesta.

El mexicano Toscano, de Golden State, fue segundo en la competencia, que suele ser el plato principal de la noche previa al Juego de Estrellas.

Tres jugadores de los Cavaliers de Cleveland —Darius Garland, Evan Mobley y Jarrett Allen, ganaron el concurso de habilidades.

Tras su victoria sorpresiva en los triples, Towns recibió su trofeo a la mitad de la cancha e inmediatamente volteó a ver a Shaquille O’Neal, miembro del Salón de la Fama, quien estaba sentado junto a la cancha de la arena Rocket Mortgage FieldHouse.

“Te lo dije, Shaq”, comentó Towns. “Los pronósticos de Las Vegas estaban equivocados”.

Pocos consideraban que Towns tenía posibilidades entre un grupo de concursantes que incluía a Young; Kennard; CJ McCollum, de Nueva Orleáns; Patty Mills, de Brooklyn; Fred VanVleet, de Tortonto; Zach LaVine, de Chicago, y Desmond Bane, de Memphis.

“Yo quería demostrar que soy el hombre alto que mejor dispara en el mundo”, dijo Towns. “Y ahora tengo un trofeo que lo demuestra”.

Ha habido otros jugadores de gran estatura que se han coronado en los triples. Pero Kevin Love (2012) y Dirk Nowitzki (2006) se consideraban más bien alas-pívots.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here