LONDRES (AP) — La agencia reguladora de medicamentos de la Unión Europea dijo el jueves según los expertos, la vacuna de AstraZeneca contra el COVID-19 no está vinculada con un aumento del riesgo de coágulos sanguíneos y que los beneficios superan de lejos los riesgos.

El fallo de la Agencia Europea de Medicamentos podría abrir el camino para reanudar la aplicación de la vacuna en los países que la habían suspendido.

La directora de la AEM, Emer Cooke, dijo que la agencia “no puede descartar definitivamente un vínculo” entre ciertos tipos raros de coágulos y la vacuna, y que los expertos recomiendan advertir a los médicos y los receptores sobre los posibles riesgos.

La AEM recomendó agregar una descripción de estos casos a los prospectos de la vacuna para que médicos y pacientes tengan conciencia de estos coágulos raros.

“Nuestra posición científica es que esta vacuna es una opción segura y eficaz para proteger a los ciudadanos contra el COVID-19”, dijo Cooke. “Demostró una eficacia de al menos el 60% en pruebas clínicas y la prevención de la enfermedad del coronavirus. Y en realidad, la evidencia en el mundo real indica que la efectividad podría ser aún mayor”.

Varios países europeos habían suspendido la aplicación de la vacuna desde la semana pasada ante temores por la aparición de coágulos en algunas decenas de las millones de personas vacunadas con esa fórmula en el continente.

Los coágulos que se forman en los brazos, las piernas u otras partes pueden liberarse y llegar al corazón, los pulmones o el cerebro donde provocan ataques cardíacos, accidentes cerebro-vasculares u otros bloqueos fatales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here