Por Agencias 

Santiago de Chile. Ciudadanos independientes y la oposición de centro e izquierdas, que acudió fragmentada en los históricos comicios del fin de semana en Chile, obtendrían más de dos tercios de los 155 escaños de la convención que redactará la nueva Constitución, según el 64.3 % de los votos escrutados.

La derecha, que se presentó en una única lista conformada por los partidos del oficialismo, sería la gran perdedora de esta elección al conseguir menos de un tercio de los escaños, el porcentaje necesario para influir en el contenido de la nueva Carta Magna y vetar artículos.

“Esto es un triunfo categórico del cambio, de los deseos de transformación de nuestro país para tener un Chile más digno, más justo y más próspero(…) Es un rechazo a la derecha que ha querido rechazar el cambio”, dijo el excanciller y precandidato presidencial Heraldo Muñoz, del socialdemócrata Partido por la Democracia (PPD).

La suma de las dos listas de los partidos de la oposición de izquierda también estaría lejos por sí misma de los dos tercios que se les llegó a atribuir antes de las elecciones y apenas alcanzarían un tercio de los escaños.

En contra de lo que pronosticaban los sondeos y con un sistema proporcional de conteo que favorece a los grandes partidos políticos, los independientes conseguirían un resultado inédito y podrían ser la primera fuerza de la convención, según resultados preliminares. Se trata de figuras ajenas a la política que buscan canalizar las demandas ciudadanas de la crisis social de 2019.

Se desconoce de momento el porcentaje de participación, aunque los expertos señalan que este no habría superado el 50.9 % registrado en el plebiscito del pasado octubre, cuando casi el 80 % de los electores decidieron dar carpetazo a la actual Constitución, la última herencia política de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here