Por EFE

Brasilia.- El juez Edson Fachin, de la Corte Suprema de Brasil, anuló ayer todas las sentencias de cárcel en primera instancia dictadas contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien fue juzgado por un tribunal de primera instancia de Curitiba, a cargo del entonces juez Sergio Moro, que no tenía “competencia para juzgarlo”.

Lula da Silva, de esta forma, recuperó sus derechos políticos y pudiera volver a ser candidato en las elecciones presidenciales de Brasil en 2022.

El magistrado Fachin, responsable en la máxima corte de la operación anticorrupción Lava Jato, determinó que los procesos sean ahora reiniciados y juzgados por tribunales federales en Brasilia, que decidirán sobre el curso de cada uno de los casos a los que se vincula a Lula da Silva.

La decisión afecta a procesos referidos a un apartamento triplex en el balneario de Guarujá, en Sao Paulo; a una casa de campo en la localidad paulista de Atibaia; a una investigación sobre el Instituto Lula, fundado por el exmandatario, y otra sobre supuestas donaciones ilegales realizadas en su momento por la constructora Odebrecht.

El caso que se le sigue al exsindicalista tomo otro giro, cuyas penas de prisión sumaban 25 años tras ser condenado en dos de los procesos, llegó a pasar 580 días en prisión, pero fue liberado después de que el Supremo alteró su propia jurisdicción y decidió que un condenado solo puede ir a la cárcel una vez agotados los recursos en todas las instancias, lo que no es el caso de Lula.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here