CARACAS. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo este jueves estar “listo” para unas negociaciones entre su gobierno y la oposición en México que lleven a “acuerdos parciales”, incluyendo el levantamiento de sanciones económicas, una de sus principales condiciones para participar.

“Estamos listos para ir a México. Estamos listos para sentarnos en una agenda realista, objetiva, verdaderamente venezolana, para tratar todos los asuntos que haya que tratar, para llegar a acuerdos parciales por la paz, la soberanía de Venezuela, para que se levanten todas las sanciones criminales sobre Venezuela”, expresó el mandatario en una alocución televisada.

Jorge Rodríguez, presidente del Parlamento controlado por el oficialismo y uno de los hombres de confianza de Maduro, junto a Héctor Rodríguez, gobernador del estado Miranda (norte), “le han comunicado a todas las delegaciones de la oposición y del gobierno de Noruega que estamos listos”, apuntó Maduro.

El mandatario venezolano ha expresado en otras oportunidades su disposición a dialogar con la oposición que lidera Juan Guaidó, a quien más de 50 países consideran el presidente encargado del país tras desconocer la reelección de Maduro en 2018 que consideran fraudulenta.

Maduro ha condicionado su participación al levantamiento de sanciones económicas, que incluyen un embargo al petróleo venezolano, que le han cerrado vías de financiamiento en medio de una dura crisis económica.

Guaidó también ha dicho estar preparado para sentarse con el gobierno. Exige un cronograma de elecciones que incluya comicios presidenciales, a cambio del “levantamiento progresivo” de sanciones.

“Nosotros estamos listos ya”, afirmó el miércoles Guaidó en una entrevista con el canal de televisión abierta colombiano RCN.

De momento, no hay fecha prevista para estas conversaciones, que se preparan en medio del arresto del exdiputado Freddy Guevara (muy cercano a Guaidó), acusado de terrorismo y traición a la patria.

Al margen del amplio rechazo internacional que recibió esta detención, la mesa de negociaciones es vista con buenos ojos por Estados Unidos y la Unión Europea, que han expresado su disposición a revisar sanciones si avanzan las discusiones en pro de elecciones “creíbles”.

Venezuela se prepara precisamente para los comicios de alcaldes y gobernadores el 21 de noviembre, que Maduro se ha comprometido a respetar, buscando recuperar reconocimiento internacional.

Fuente: AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here