Por EFE

El presidente estadounidense, Donald Trump, se negó este sábado a conceder la derrota en las elecciones de Estados Unidos, y siguió aferrado a una fútil estrategia legal para no aceptar el título que más ha temido a lo largo de su carrera, el de perdedor.

El mandatario más polémico de la historia moderna de EE.UU. se convirtió este sábado en el primer presidente de un solo mandato en casi tres décadas, desde 1992, en el momento en el que los principales medios de comunicación proyectaron la victoria de su rival, el demócrata Joe Biden.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here