SANTO DOMINGO.- La Cámara de Diputados aprobó esta tarde en única lectura la resolución del contrato de fabricación y suministro entre Pfizer y el Gobierno de la República Dominicana, para la adquisición de 9,999,990 dosis de la vacuna de ARN mensajero para la prevención de la COVID-19.
La pieza, aprobada en sesión extraordinaria, contó con el voto a favor de 99 legisladores y 57 en contra.

El presidente de la Comisión Permanente de Salud de la Cámara de Diputados, Francisco Díaz García, al presentar el informe defendió la iniciativa señalando que el Estado es garante de la salud del pueblo dominicano.

Entre sus argumentos, Díaz afirma que la resolución del contrato de fabricación y suministro entre Pfizer Free Zone Panamá y República Dominicana, se trata de un adendum donde el país adquirirá 2 millones más de dosis para vacunar e inmunizar a la población dominicana.
“No debemos bajar la guardia, para poder seguir doblándole el pulso al COVID-19”, dijo, tras precisar que no se desembolsará un centavo de los préstamos hasta que la vacuna no esté en suelo dominicano.

Los debates

El vocero del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Julito Fulcar, advirtió que no se puede jugar a la política con la salud de los dominicanos frente a una enfermedad como la COVID-19 que tiene afectados a más de 12 diputados.

“Hemos avanzado con la vacunación, pero necesitamos de estas dosis para continuar trabajando de una forma inclusiva, como lo ha estado haciendo el Gobierno del Presidente Abinader”, manifestó.

Fulcar acusó a la oposición de estar jugando al fracaso del Gobierno y de no querer reconocer la gran labor oficial en favor de la población la cual, dijo ha sido vacunada en su mayoría.

Entretanto, el vocero del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Gustavo Sánchez, dijo que esa organización no votó por el proyecto por considerarlo “indigno” y acusó a la empresa Pfizer de burlarse de todos los países de la región.

Aclaró que el PLD no se opone a la vacunación y que por ello apoyó el primer acuerdo con la referida farmacéutica, pero que con el contenido del contrato complementario no.

A su juicio, Pfizer no cumplirá, porque nunca lo hace, pero el gobierno dominicano sí lo hará.

Para el vocero del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Máximo Castro Silverio, vacunarse es una prioridad para frenar el virus, por lo que esa organización ofreció, al igual que antes, todo su respaldo al proyecto.

Aunque cuestionó algunos aspectos de la iniciativa del Poder Ejecutivo, el diputado de Fuerza del Pueblo, Omar Fernández, la respaldó porque considera que República Dominicana se encuentra en un momento crucial frente al coronavirus.

Entiende que con la vacunación “se vislumbra una luz al final del túnel”.

Agustín Burgos, médico de profesión y secretario del Bufete Directivo de la Cámara de Diputados, defendió el acuerdo con Pfizer resaltando que la COVID-19 es una enfermedad indolente, silenciosa y asesina que está matando gente en todo el mundo.

Dijo que el Gobierno no se puede cruzar de brazos y por tanto tiene que adquirir cuantas herramientas sean necesarias para vacunar a la población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here