SANTO DOMINGO.– Maxi Montilla, hermano de la exprimera dama Candy Montilla de Medina, afirma que ha tratado de comunicarse por diversas vías con las nuevas autoridades del sector eléctrico y del Ministerio Público para ponerse a disposición y entregar toda la documentación requerida con relación a la denuncia que se le hiciera en el programa El Informe con Alicia Ortega, «pero hemos recibido solamente el silencio y la indiferencia como respuesta».

«Nos presentamos en la Procuraduría General de la República el pasado 3 de diciembre y posteriormente depositamos una comunicación en la que establecimos nuestra disposición de aclarar, personal y responsablemente cualquier punto de interés del Ministerio Público. En este caso, por igual, las puertas han estado cerradas, mientras funcionarios del sector eléctrico acuden a la televisión a despotricar, ofreciendo todo tipo de versiones, hasta con sorna, sin la seriedad de una investigación rigurosa», afirma Montilla.

Señala que en vista de esto, ha decidido dar la cara dejando a un lado la trayectoria de ciudadano de bajo perfil, que vive básicamente en su entorno familiar, laboral y empresarial.

«Igualmente, se nos ha acusado falsamente de beneficiarios de un supuesto canal de pago preferencial. Nuestros medios de pago han sido siempre los mismos que los de los demás suplidores, llegando a tener facturas vencidas a más de un año», sostiene Maxi en el comunicado.

Agrega que en la actualidad las distribuidoras tienen «con nosotros deudas vencidas a más de 270 días, pese a que los materiales vendidos fueron entregados como productos de procesos de licitaciones públicas, que contaban con certificación de suficiencia de fondos. En ese sentido, el pago debió realizarse sin requerimiento alguno a los 60 días a partir de la emisión de factura, según los términos de los contratos estándar utilizados por las distribuidoras».

«Por otra parte, nunca hemos vendido a una institución en la que tuviéramos impedimento por razones de familiaridad, conforme el articulo 14 numeral 5 de la Ley 340-06 de compras y contrataciones públicas. Ciertamente, del 2004 a la fecha hemos ganado muchos procesos de empresas, las cuales se encuentran al día en todas sus obligaciones compra, pero también hemos perdido muchos. Nuestro accionar se ha enmarcado dentro de la transparencia y tanto nuestros suplidores, subcontratistas y clientes privados pueden dar testimonio sobre la calidad de nuestros productos y servicios y nuestras ofertas económicas»,dice.

«Nuestro interés es aclarar todas las imputaciones que se nos han realizado a través de campañas mediáticas promovidas por competidores que han aprovechado esta coyuntura para, de manera aviesa, tratar de destruir nuestra reputación empresarial y buen nombre con el deliberado propósito de sacamos del mercado. Nos reiteramos en la disposición de entregar a las autoridades todas tas informaciones y documentaciones que nos sean requeridas en procura de aclarar  las denuncias infundadas en nuestra contra», concluye el documento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here