Santo Domingo, RD. Rossy Maybelline Guzmán Sánchez, mejor conocida como “la pastora”, pidió al tribunal que conoce la medida de coerción en su contra que otorgue más tiempo a sus abogados para “garantizarle sus derechos”.

La acusada por el Ministerio Público, como parte de la Operación Coral, de haber participado en un entramado societario fue la primera acusada en tomar la palabra.

“Me siento completamente vulnerable en cuanto a mi defensa. No he podido presentarle a mi abogado toda la documentación que necesita”, expresó Guzmán.
La “pastora” recalcó a la jueza Kenya Romero que “entiende prudente que usted tenga a bien superar esta situación en la que me encuentro de indefensión, porque ustedes también están para garantizar mis derechos”.

La intervención de Guzmán surgió a raíz de que la jueza que conoce el caso decidió continuar con el conocimiento de la medida de coerción contra los seis imputados en el caso más reciente de persecución contra la corrupción administrativa.

La defensa técnica de la pastora y su hijo, también implicado, Tanner Flete Guzmán, explicó que necesitan más tiempo para “preparar esos medios de arraigo, organizar toda esa documentación y nosotros venir aquí a plantearla a usted cuál es la realidad en función de las aseveraciones que hace el Ministerio Público”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here