Por Vicente Balbuena

Bonao.- El presidente de la Asociación de Hoteles, Bares y Restaurantes de la provincia Monseñor Nouel, pidió al presidente Luis Abinader y al Ministerio de Turismo de República Dominicana auxiliar a los obreros del sector, tras declarar que se encuentran en una grave crisis económica.

Lucrecio Duran Mejía, reconoció que la llegada de la pandemia del coronavirus, ha provocado una paralización de los espectáculos, fiestas y actividades sociales, donde se ganan el sustento para sobrevivir.

Afirmó, que no han recibido ni ayuda económica, ni de alimentos por parte del gobierno, lo que los mantiene preocupados, al precisar que desconoce hasta cuándo podrán mantenerse en dicha situación.

Sostuvo, que los trabajadores de hoteles, bares y restaurantes ascienden a 380 miembros.

“Es decir que 380 familias están pasando calamidades en este momento en Monseñor Nouel “, refirió

Dijo, sentirse contra la espada y la pared, ya que en ocasiones anteriores ha hecho un llamado similar a las autoridades de turno, y a la fecha nadie ha respondido.

Manifestó que los servidores públicos fueron ignorados en las pasadas navidades, al señalar que no recibieron los bonos de mil 500 pesos que entregó el gobierno.

Mostró su esperanza en que el presidente Abinader se preocupará por los problemas de la entidad, que los aglutina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here