Santo Domingo.-Según el Ministerio de Salud Pública en los últimos 30 días han fallecido 70 personas por consumir bebidas alcohólicas adulteradas .

El año pasado murieron más de 250 personas a partir del mes de marzo por los efectos del metanol producido por el alcohol fabricado de manera clandestina.

La falsificación de bebidas alcohólicas, además de haber provocado más de 300 decesos en los últimos doce años, genera cuantiosas pérdidas al fisco y a las empresas productoras.

El problema tiene dos modalidades, dañinas ambas para la salud y el comercio. La primera consiste en vender directamente alcohol destilado de manera rudimentaria, como es el caso del clerén, y la segunda es la producción de alcohol para falsificar marcas reconocidas, especialmente rones y whisky.

La Asociación Dominicana de Productores de Ron (ADOPRON) manifestó la necesidad de erradicar esta práctica ilegal la cual califico de “criminal e irresponsable”.

“Además de las vidas que ha costado, las bebidas alcohólicas ilícitas han afectado más de una vez la reputación internacional de República Dominicana y de dos marcas país fundamentales para nuestra economía: el turismo y el ron”, indica ADOPRON en un comunicado emitido ayer.
Las pruebas de laboratorio realizado por las autoridades revelan que las bebidas adulteradas consumidas contienen una concentración de metanol demás del 50%, lo que suele ser mortal.

Las muertes a causa de la ingesta de bebidas adulteradas aumentaron a 70 en los últimos días, mientras que otras 94 personas están hospitalizadas por intoxicación.
Waddys Casado, Técnico de la Dirección de Epidemiología, informó que seis de esos 94 están en estado delicado.

Entre las demarcaciones que más reportaron casos fueron en Santo Domingo, Santiago y el Distrito Nacional.

Mientras los casos delicados están en Santiago, Valverde, Montecristi, Espaillat, Sánchez Ramírez y Samaná.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here