Santo Domingo, RD. La procuradora adjunta Yeni Berenice Reynoso confirmó ayer la decisión del Ministerio Público de evitar que se beneficien de “privilegios irritantes” los militares y policías implicados del Caso Coral.

“Es una solicitud que la magistrada acogió conforme a derecho”, dijo Reynoso, al referirse al envío de los procesados, encabezados por el mayor general Adán Cáceres Silvestre, al Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Hombres.

Agregó que “la Constitución dominicana no establece que los militares y los policías deben cumplir la medida privativa de libertad en un centro especial”, al responder a los periodistas que preguntaron si los procesados debían ir a un recinto carcelario militar o policial, como el Comando de Operaciones Especiales.

“Si buscamos jurisprudencias y doctrinas comparadas no es posible que haya un privilegio en función de que sean policías o militares. Sí tienen derecho a que se tomen medidas sobre su seguridad”, indicó.
Indicó, además, que el Ministerio Público tiene la obligación de perseguir, “todo acto de corrupción cometido por quien sea”, al referirse a otros implicados en el Caso Coral y que tendrán que enfrentarse a los tribunales en el futuro.

“El Ministerio Público no va a distinguir, y no puede distinguir, en función del trabajo, de la función que desempeñe una persona. Lo único que nosotros tenemos de límites es la Constitución y las leyes, no hay ningún otro”, expresó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here