Por Esmerlin Báez

El Covid 19 no ha sido motivo para que los Juegos Olímpicos dejen de celebrarse; al menos en éste año. Pero sí se están llevando a cabo con todas las medidas sanitarias pertinentes y los protocolos de lugar.

El evento más importante en cuanto al deporte respecta fue aplazado el año pasado, con el objetivo de celebrarse en el 2021, a causa de la pandemia. Ésta situación ha provocado un sinnúmero de interrogantes acerca de cómo se deben realizar éstos juegos en medio de una pandemia.

Tokio esperaba éste evento con ansias; tenía como objetivo celebrar el evento máximo deportivo por todo lo alto, ya que serían celebrados en su tierra por segunda vez (La primera fue en 1964).

Sin embargo,  el Covid 19 hizo su aparición, alterando todas las actividades; de modo, que los Juegos Olímpicos no fueron la excepción.

Éste magno evento sólo había sido cancelado en tres ocasiones a causa de las Guerras Mundiales.

 

Tokio 2020 ahora es 2021; pero a pesar de decidir, celebrarlos hace eco la pregunta ¿Cómo será realizar un evento de tan gran categoría en medio de ésta situación?

Las consecuencias de haber postegado éstos juegos han hecho su aparición, siendo la primera y más relevante de carácter económico; pues el costo de ésta actividad será de alrededor 2.700 millones de dólares más de lo previsto; unos 1.800 millones por gastos concernientes al aplazamiento y el resto en medidas para evitar infecciones.

 

Los organizadores han tomado ciertas medidas para reducir costos; como lo es la simplificación de las ceremonias de apertura y cierre.

 

Con él objetivo de garantizar la salud tanto a los atletas como de la población, el presidente del COI, Thomas Bach, habló sobre la posibilidad de un público limitado y vacunado contra el Coronavirus.

 

Los deportistas tienen la obligación de guardar un período de cuarentena al llegar al país; ésto es con el objetivo de mantener las medidas sanitarias. Al cumplir con una serie de requisitos entonces podrán competir; entre éstos están: dar negativoa los test previstos a realizarse diariamente; aceptar una supervisión más estricta de sus movimientos por parte de los organizadores, que podría incluir geolocalización y de ser necesario vigilancia directa.

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here