Santo Domingo, RD. El presidente Luis Abinader confirmó que participará en una o varias de las discusiones sobre las 13 reformas que plantea el Gobierno en el Diálogo Nacional, en el que no se quieren imponer ideas, “pero tenemos agenda propia para que sea más productiva”.

Aunque las discusiones continuarán el próximo 15 de este mes, el mandatario no especifica si estará presente en esta segunda ronda, pero insiste en que quiere la participación de todos los sectores.

El mandatario destacó que es interés primario del Gobierno de que la sociedad participe en la mesa del diálogo, para abordar temas cruciales para el país.

Indicó que estará presente en una o varias de las discusiones relacionadas a las trece reformas que serán discutidas, entre ellas, para una salud eficiente; el pacto social, la reforma fiscal, la continuación del pacto eléctrico y la transformación y adaptación digital.

Conversaciones abiertas

La primera reunión que se produjo el pasado lunes, en la que él no asistió, sino que fue encabezada por la vicepresidenta Raquel Peña, el jefe del Estado dijo que fue para coordinar el protocolo a seguir en las deliberaciones en la sede del Consejo Económico y Social (CES).

Abinader planteó que es interés de las autoridades auspiciar una conversación abierta con los diferentes sectores sociales y políticos del país.

Aseguró que el Gobierno promueve e impulsa un diálogo plural y participativo. “La estamos impulsando con toda la decisión, con toda firmeza, con todo el patriotismo que ameritan estas reformas”, expresó.

Recordó que muchos de los temas agendados ya han sido debatidos y consultados con diversos sectores del país, lo cual deberá permitir que se pueda agilizar y concretar un diálogo productivo y de consenso para beneficio de la sociedad dominicana.

El presidente Abinader afirmó que las autoridades buscan que la base social del país se vea representada en las discusiones y aprobaciones de las reformas planteadas, con el objetivo de hacerlas más transparentes, democráticas e incluyentes.

Al respecto, sentenció que desde el Gobierno no se quieren imponer ideas, “pero tenemos agenda propia para que sea más productiva, quiero que participe toda la sociedad”, acotó.

El mandatario afirmó que la misión de las autoridades es garantizar una conversación abierta y sincera, sin imposiciones, aunque aclaró, que en cada una de las temáticas propuestas para las reformas “sí vamos a tener agenda en cada uno de esos temas”.

Abinader dijo que el país demanda de transformaciones sociales que les aseguren un mayor espacio participativo frente a la realidad local e internacional.

El mandatario agregó que esas reformas necesitan ser conocidas por la base de la sociedad sin discriminación, y citó que en el Palacio Nacional cada jueves, y en el interior también, son escuchados y recibidos los representantes de las juntas de vecinos y los sectores más diversos del país, donde las autoridades conocen directamente sus necesidades y aspiraciones.

La calificó como una gran experiencia para cada funcionario del Gobierno de poder comunicarse directamente con auténticos representantes de la sociedad, sin intermediación y procediendo a registrar sus necesidades y aspiraciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here